15
Feb
10

Comision europea pide cese de haarp.

Extraido literalmente de un informe de la comision europea:

“11. Considera que el sistema de los EE.UU. de manipulación militar de la ionosfera, HAARP, con base en Alaska, que es sólo una parte del desarrollo y despliegue de armas electromagnéticas para seguridad exterior e interior, es un ejemplo de la amenaza militar emergente más grave para el medio ambiente y la salud humana, ya que su finalidad es manipular con fines militares esta sección de la biosfera de gran sensibilidad energética, sin que se conozcan todas sus consecuencias, y pide a la Comisión, al Consejo y a los Estados miembros que presionen al Gobierno de los EE.UU., Rusia y otros Estados participantes para que pongan fin a dichas actividades y se celebre un convenio mundial que
prohíba este tipo de armas.

Ver los 35 apartados mas abajo.

—————————————————————————————————————————————————

Control Geoclimático: ¿Las Verdaderas Armas de Destrucción Masiva?

En agosto de 2002  la Duma Rusa elaboró un comunicado  escrito por los comités de defensa y asuntos internacionales, firmado por 90 representantes y presentado al entonces presidente Vladimir Putin, dedicado a la tecnología HAARP (Programa de Investigación de Alta Frecuencia Auroral Activa ). En él se indicaba lo siguiente:

Los Estados Unidos están creando nuevas armas integrales de carácter geofísico que puede influir en la tropósfera con ondas de radio de alta frecuencia… La importancia de este salto cualitativo es comparable a la transición de armas blancas a las armas de fuego, o de armas convencionales a las armas nucleares. Este nuevo tipo de armas, difiere de cualquier tipo conocido, en que la tropósfera y sus componentes se convierten en objetos sobre los cuales se puede influir.”

Unos años antes era el Parlamento Europeo el que dedicaba su atención a este fenómeno. En la sesión del 13 de julio de 1995, el Presidente del Parlamento anunció que había remitido la propuesta de resolución presentada por la Sra. Rehn Rouva, conforme al artículo 45 del Reglamento, sobre la utilización potencial de recursos de carácter militar para estrategias medioambientales, (B4-0551/98), a la Comisión de Asuntos Exteriores, Seguridad y Política de Defensa, para examen del fondo, y, para opinión, a la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Protección del Consumidor. El 23 de septiembre de 1998, la Comisión aprobó la propuesta de resolución por 28 votos a favor y 1 abstención. El informe se presentó el 14 de enero de 1999 y en él se destaca lo siguiente:

“  … Hace falta una legislación efectiva para las armas no letales. Sólo una pequeña parte de las armas y técnicas no letales pueden prohibirse en virtud de la interpretación de normas de control de armas, por ejemplo la espuma adhesiva, que se utilizó en Somalia y Bosnia. Algunos tipos de láser (el láser cegador) también se ha limitado en el Convenio sobre determinadas armas convencionales. Las toxinas biológicas (por ejemplo, la salmonela y otras bacterias) están prohibidas por el Convenio sobre armas biológicas. Algunas de estas armas tienen graves consecuencias para el medio ambiente. Por consiguiente la legislación internacional debe reforzarse para regular las nuevas armas que siguen desarrollándose.

…pese a los convenios existentes, la investigación en el sector militar sigue basandose en la manipulación medioambiental como arma, tal y como pone, por ejemplo, de manifiesto el sistema HAARP con base en Alaska…

El 5 de febrero de 1998 la Subcomisión de Seguridad y Desarme del Parlamento Europeo celebró una audiencia sobre, entre otras cosas, el HAARP. Se invitó a representantes de la OTAN y de los EE.UU., pero declinaron la invitación. La subcomisión lamenta que los EE.UU. no enviaran a un representante para responder a las preguntas o aprovechar la oportunidad de comentar el material presentado.

El HAARP (Programa de Investigación de Alta Frecuencia Auroral Activa) es un proyecto que llevan a cabo conjuntamente la fuerza aérea y la marina de los Estados Unidos, junto con el Instituto Geofísico de la Universidad de Alaska, Fairbanks. Experimentos similares se están realizando también en Noruega, probablemente en el Antártico, así como en la antigua Unión Soviética. El HAARP es un proyecto de investigación que utiliza instalaciones terrestres y una red de antenas, cada una equipada con su propio transmisor, para calentar partes de la ionosfera  con potentes ondas de radio, lo que produce “agujeros” en esta y “lentes” artificiales.

El HAARP puede utilizarse para muchos fines. Mediante la manipulación de las características eléctricas de la ionosfera se puede controlar una gran cantidad de energía. Si se utiliza como arma militar, esta energía puede tener un impacto devastador sobre el enemigo. El HAARP puede enviar muchos millones más de energía que cualquier otro transmisor convencional. La energía también puede dirigirse a un blanco móvil, lo que podría constituir un potencial sistema antimisiles.

El proyecto permite también una mejor comunicación con submarinos y la manipulación de condiciones climáticas globales. Ahora bien, también es posible hacer lo contrario e interferir las comunicaciones. Mediante la manipulación de la ionosfera se pueden bloquear las comunicaciones globales a la vez que se transmiten las propias. Otra aplicación es la penetración de la tierra (tomografía) con rayos X a una profundidad de varios kilómetros para detectar campos de petróleo y gas o instalaciones militares subterráneas. Otra aplicación es el radar sobre el horizonte, y definir objetivos a larga distancia. De esta manera, se puede detectar la aproximación de objetos más allá del horizonte. Desde la década de los cincuenta los EE.UU. han realizado explosiones de material nuclear en los cinturones Van Allen (25) para investigar el efecto de las explosiones nucleares a esa altura sobre las comunicaciones de radio y la operación del radar gracias al pulso electromagnético que desprende una explosión. Estas explosiones crearon nuevos cinturones de radiación magnética que cubrieron prácticamente todo el planeta. Los electrones se movieron en líneas magnéticas y crearon una Aurora Boreal artificial sobre el Polo Norte. Con estos ensayos militares se corre el peligro de destruir gravemente el cinturón Van Allen durante mucho tiempo. El campo magnético de la tierra puede destruirse sobre grandes extensiones e impedir las comunicaciones por radio. Según científicos norteamericanos. Pueden pasar muchos años antes de que el cinturón Van Allen se estabilice de nuevo. El proyecto HAARP puede resultar en cambios de la situación climática. También puede influir en el ecosistema, especialmente en la región sensible del Antártico.

Otra consecuencia grave de HAARP son los agujeros de la ionosfera causados por las potentes ondas de radio. La ionosfera nos protege de la radiación cósmica. Se espera que los agujeros se cierren de nuevo, pero la experiencia con la capa de ozono hace pensar lo contrario. Esto quiere decir que hay agujeros considerables en la ionosfera que nos protege.

Debido a sus considerables efectos sobre el medio ambiente, HAARP es un asunto de interés mundial y debe cuestionarse si las ventajas de este sistema realmente son superiores a los riesgos. Hay que investigar los efectos ecológicos y éticos antes de proseguir con la investigación y los ensayos. HAARP es un proyecto casi desconocido y es importante que la opinión pública sepa de qué se trata.

…  el HAARP es un asunto de interés mundial debido a sus considerables repercusiones sobre el medio ambiente y exige que los aspectos jurídicos, ecológicos y éticos sean investigados por un órgano internacional independiente antes de continuar la investigación y los ensayos; lamenta que el Gobierno de los Estados Unidos se haya negado reiteradamente a enviar a un representante que preste declaración, ante la audiencia pública o cualquier reunión posterior que celebre su comisión competente, sobre los riesgos medioambientales y para la población del Programa de Investigación de Alta Frecuencia Auroral Activa (HAARP) que se está financiando en la actualidad en Alaska”

A continuación el texto efectúa peticiones en base a la peligrosidad de HAARP:

“28. Pide que el grupo encargado de evaluar las opciones científicas y tecnológicas (STOA) acepte examinar las pruebas científicas y técnicas disponibles en todos las conclusiones de las investigaciones que se están llevando a cabo en la actualidad sobre el programa HAARP, con el objeto de evaluar la naturaleza exacta y el grado de riesgo de este programa para el medio ambiente local y mundial, así como para la salud pública en general;

29. Pide a la Comisión que, en colaboración con los Gobiernos de Suecia, Finlandia, Noruega y la Federación Rusa, examine las repercusiones medioambientales y para la salud pública del programa HAARP para el Antártico y que le informe de sus conclusiones;

30. Pide, en particular, que se celebre un convenio internacional para la prohibición global de toda la investigación y desarrollo, ya sea militar o civil, que tenga como finalidad aplicar los conocimientos químicos, eléctricos, de vibración de sonido u otro tipo de funcionamiento del cerebro humano al desarrollo de armas que puedan permitir cualquier forma de manipulación de seres humanos, incluyendo la prohibición de cualquier despliegue actual o posible de dichos sistemas;

…los EE.UU. utilizaron armas de radiofrecuencia en la guerra del Golfo para destruir el sistema energético de Iraq, a pesar de que no se conocían los efectos antipersonas de las armas de radiofrecuencia…”

Que se venga discutiendo el control del clima con aplicaciones en el ámbito militar, desde hace más de diez años, nos da una idea de lo que ciertas tecnologías son capaces de conseguir. Sin embargo, que esta discusión se haya efectuado en el seno del Parlamento Europeo es, cuanto menos, sospechoso. Una instalación de 180 antenas puede poseer un efecto potente sobre los fenómenos atmosféricos, pero, hasta que punto las conclusiones de los experimentos de HAARP están siendo usados en la actualidad como un nuevo tipo de armamento contemporáneo?

Y si a pesar de lo plausible de dichas aplicaciones, la discusión sobre HAARP fuese del interés de la Elite? Nos da la sensación que una vez más se está liberando información real para un fin superior. En OR hemos hablado multiples veces sobre la voluntad de la ONU de conseguir una declaración que le permita gestionar todos los recursos naturales del planeta. Bajo la excusa de su “protección”, la Elite intenta adueñarse de cualquier recurso natural de este planeta. HAARP encarnaría a la perfección el papel de otro agente dañino para la salud medio ambiental de nuestro planeta. Una nueva amenza que justifique la espirtualidad basada en la Diosa Gaia. Y qué mejor que un proyecto militar secreto para amenazar a la Tierra? Pero, ademásm y si la discusión sobre HAARP también sirviese para alejar nuestra mirada de otros modos más plausibles de control del clima y de los fenómenos naturales? Las numerosas medidas propuestas para la protección del medio ambiente y al desarme nuclear en el documento comunitario previamente referido parece apoyar estas hipótesis:

pide a los Estados miembros que utilicen los recursos militares en favor del medio ambiente mediante la adopción de medidas destinadas a:

a) establecer una formación de soldados del medio ambiente, con vistas a crear una brigada medioambiental coordinada a nivel europeo;

b) realizar un inventario de sus necesidades medioambientales y de los recursos militares disponibles para fines medioambientales y utilizar dichos recursos en los planes medioambientales nacionales;

c) examinar los recursos militares que se pueden poner a disposición de las Naciones Unidas o de la Unión Europea, de forma puntual, a largo plazo o listos para intervenir en caso de necesidad, como instrumento de la cooperación internacional ante catástrofes o crisis medioambientales;

d) desarrollar planes para la creación de grupos de protección internacionales y europeos con utilización de personal, equipos e instalaciones del sector militar, que estén disponibles en el marco de la Asociación por la paz para su intervención en situaciones de emergencia relacionadas con el medio ambiente;

e) integrar en su concepto de seguridad los objetivos de conservación del medio ambiente y desarrollo sostenible;

f) garantizar que el sector militar respete determinadas normas medioambientales y se corrijan los efectos de los daños medioambientales debidos a actividades militares;

g) tomar en consideración el medio ambiente en sus programas militares de investigación y desarrollo;

10. Pide a los Estados miembros de la Unión Europea que, dado que las experiencias prácticas en este ámbito son limitadas:

a) establezcan centros de intercambio de información sobre experiencias nacionales de aplicación medioambiental de recursos militares;

b) faciliten la divulgación mundial de información medioambiental, incluyendo la información que se consigue a través de satélites militares y otras plataformas de recogida de información;

31. Pide a la Unión Europea y a sus Estados miembros que se esfuercen por conseguir un acuerdo internacional para, en caso de guerra, proteger al medio ambiente de daños innecesarios;

32. Pide a la Unión Europea y sus estados miembros que actúen en favor del establecimiento de normas internacionales aplicables a la actividad militar en tiempo de paz en relación con sus repercusiones sobre el medio ambiente;

33. Pide al Consejo de la UE que actúe en favor de la aplicación de las propuestas de la Comisión de Camberra y del artículo 6 del Acuerdo de no proliferación sobre eliminación de armas nucleares;

34. Pide al Consejo, y en particular a los Gobiernos del Reino Unido y de Francia, que tomen la iniciativa en el marco del TNP y de la Conferencia sobre Desarme de proseguir las negociaciones destinadas a lograr la plena aplicación de los compromisos sobre reducción y eliminación de armas nucleares lo más rápidamente posible hasta un nivel provisional en el que las existencias mundiales de armas nucleares no planteen una amenaza a la integridad y sostenibilidad del medio ambiente mundial;

35. Pide a la Presidencia del Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos de los Estados miembros que aboguen en favor del enfoque adoptado en esta resolución en todas las próximas reuniones de las Naciones Unidas que se celebren bajo los auspicios o en el marco del TNP, así como de la Conferencia sobre desarme;

Es evidente que una nación por sí misma no puede enfrentarse a las catástrofes ecológicas y que los problemas medioambientales exigen que las naciones colaboren. Las amenazas son mundiales y la cooperación internacional es fundamental. Los problemas ecológicos locales y regionales pueden tener consecuencias importantes para las relaciones internacionales.”

Fuente.

—————————————————————————————————————————————————

El informe directamente de la pagina oficial del parlamento europeo:

http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+REPORT+A4-1999-0005+0+DOC+XML+V0//ES


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Archivos

febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Blog Stats

  • 1,093,301 hits

A %d blogueros les gusta esto: